Instituto Geográgico Nacional  - Centro Nacional de Información Geográfica
facebook   twitter   youtube

Parques Nacionales interactivos de España

  • Comunidad de Galicia

  • Asturias, Cantabria y Castilla-León

  • Comunidad de Aragón

  • Comunidad de Cataluña

  • Comunidad de Extremadura

  • Comunidad de Madrid y Castilla-León

  • Comunidad de Castilla – La Mancha

  • Comunidad de Castilla – La Mancha

  • Comunidad de Islas Baleares

  • Comunidad de Andalucía

  • Comunidad de Andalucía

  • Comunidad de Canarias

  • Comunidad de Canarias

  • Comunidad de Canarias

  • Comunidad de Canarias

Sierra de Guadarrama (part. 3)

Aguilles d' AmitgesPino silvestre

El aprovechamiento de la leña en esta sierra es un derecho tradicional que se remonta a la Edad Media. Los gabarreros eran leñadores que limpiaban el bosque de ramas secas, árboles caídos, troncos muertos y restos de árboles talados. El nombre de la profesión, la gabarrería, se debe al tipo de hacha con la que trabajaban, llamada gabarrera. Transportaban la madera con ayuda de burros, mulas, caballos o carros tirados por bueyes. La leña se vendía para consumo doméstico, y en casos como los gabarreros de Valsaín, el destino era la Fábrica de Vidrio de La Granja o la Fábrica de Loza de Segovia. Los gabarreros mantenían el bosque limpio, evitando plagas y reduciendo el riesgo de incendio. Durante la posguerra, éste oficio fue la forma de sobrevivir en la sierra. Hoy está prácticamente extinguido.

En el oficio de carbonero, conocido también como fabriquero, se elaboraba carbón vegetal a partir de leña de roble. Se transportaba en carros a los pueblos y ciudades de Segovia y Madrid, donde se utilizaba como combustible para estufas, braseros o industrias. Esta actividad se desarrolló en la Sierra de Guadarrama hasta mediados del siglo XX, y fue el más intensivo de todos los usos tradicionales en los montes, lo que produjo la sobreexplotación de numerosos robledales.

Tras unos tímidos esfuerzos repobladores, entre los años 40 y 70 del siglo XX, se reforesta la sierra. Esta historia forestal puede pasar desapercibida al visitante actual, pero existe abundante documentación gráfica que testimonia que es otra sierra la que disfrutaron nuestros abuelos.

Parques Nacionales de España

Colaboran: