Instituto Geográgico Nacional  - Centro Nacional de Información Geográfica
facebook   twitter   youtube

Parques Nacionales interactivos de España

  • Comunidad de Galicia

  • Asturias, Cantabria y Castilla-León

  • Comunidad de Aragón

  • Comunidad de Cataluña

  • Comunidad de Extremadura

  • Comunidad de Madrid y Castilla-León

  • Comunidad de Castilla – La Mancha

  • Comunidad de Castilla – La Mancha

  • Comunidad de Islas Baleares

  • Comunidad de Andalucía

  • Comunidad de Andalucía

  • Comunidad de Canarias

  • Comunidad de Canarias

  • Comunidad de Canarias

  • Comunidad de Canarias

Ruta del Cares

Ruta Nº: 3
Mapa de la zona:
Comentario:

Longitud: 21 km (Trayecto Posada de Valdeón – Poncebos).
Dificultad: Media. Trazado sencillo aunque ruta larga, especialmente para gente no preparada. Aunque el camino es ancho, el trayecto de Caín a Poncebos discurre junto a un precipicio muy peligroso. También peligro de caída de piedras por efectos naturales o de los animales que pastan sobre la senda. Se recomienda caminar lo más próximo a la pared rocosa. Hay que llevar provisión suficiente de agua, pues tanto las fuentes como el canal no tienen suficientes garantías sanitarias.

Entre los macizos central y occidental se abre paso la ruta del Cares, sin duda el sendero más conocido del Parque Nacional de los Picos de Europa. En su recorrido pasa por las poblaciones de Posada de Valdeón, Los Llanos, Cordiñanes, y Caín, en la provincia de León, y Poncebos y Camarmeña en el Principado de Asturias. La ruta aporta interesantes recursos culturales e históricos, como la necrópolis medieval de Barrejo, el Chorco de los Lobos, o la Ermita de Corona, así como la propia senda que desde Caín se abre paso, tallada a pico en la caliza, hasta Puente Poncebos. Un singular recorrido cargado de historia, con importantes singularidades botánicas y geológicas, y de gran espectacularidad paisajística, lo que le ha valido el apodo de “La Garganta Divina del Cares”.

La ruta del Cares se puede hacer en dos direcciones: bien comenzando en Posada de Valdeón hacia Puente Poncebos, o bien en sentido contrario, desde Poncebos hasta la población de Caín. Lo más recomendable es hacer la ruta completa en sentido descendente, desde Posada de Valdeón hasta Poncebos, para lo que hay que buscar una forma de transporte para el regreso (en verano hay autobuses que enlazan Poncebos y Posada pasando por Cangas de Onís). No obstante, muchos visitantes optan por hacer el recorrido Poncebos - Caín (ida y vuelta), lo que requiere un esfuerzo mayor, tanto por el desnivel que es necesario superar al principio, como por la distancia recorrida (24 km).

Describimos a continuación el recorrido recomendado, desde Posada de Valdeón hasta Puente Poncebos.

La ruta parte del pueblo de Posada de Valdeón (altitud 939 m), junto al ayuntamiento, recorriendo las callejuelas de Posada que se dirigen hacia el río Cares, donde se pueden contemplar algunos hórreos y viviendas con balconada. Al cruzar el pequeño puente sobre el Cares se toma hacia la derecha el camino del Bustio. Una pista discurre entre prados de siega y bordea el embalse de Posada, para más abajo ofrecer una vista del pueblo de Cordiñanes, hasta desembocar en la carretera, ya en las inmediaciones del Mirador del Tombo. (45 minutos; altitud 830 m).

El mirador fue construido en memoria del que fuera presidente de la Federación Española de Montañismo y segundo director del Parque Nacional de Covadonga: D. Julián Delgado Úbeda. El monumento está rematado por la escultura del animal más emblemático de los Picos de Europa: el rebeco. Un mural interpretativo permite conocer el nombre de las cumbres que desde tal balcón se pueden contemplar; en ese mismo lugar se halla una placa dedicada al recuerdo de uno de los grandes conocedores de los Picos de Europa, el asturiano José Ramón Lueje.

Desde el mirador, se desciende rápidamente, primero por un sendero que cruza la carretera para aproximarse a la necrópolis medieval de Barrejo, cerca de la central eléctrica de Cordiñanes. La senda vuelve finalmente a la carretera para pasar por el punto de información y la fuente de Teja Oscura. Un poco más abajo hay un desvío a la derecha, que cruza el río hasta la ermita de Corona. Pero el itinerario principal continúa por la carretera hasta llegar al Chorco de los Lobos (1 hora y 15 minutos; altitud 760 m).

Esta ancestral trampa (data del año 1.610), fue utilizada durante siglos para la caza del lobo en el valle de Valdeón. Se trata de una estructura de piedra con planta circular, de la cual parte una empalizada de madera a modo de embudo hacia el cual dirigían a los animales. Previamente se tenía que haber detectado la entrada del depredador en el monte de Corona, que se encuentra cerrado de forma natural por paredes rocosas hacia el este, norte y oeste, y los vecinos varones de todo el valle habrían acudido al toque de campana a ocupar los puestos designados previamente a cada uno en la cacería. Las normas se recogían en ordenanzas del siglo XVII, y eran de obligado cumplimiento para todos los vecinos del valle.

El itinerario continúa por la estrecha carretera que va en busca del recóndito pueblo de Caín. Es conveniente tener precaución en este tramo por la abundancia de vehículos que transitan por la zona, especialmente en épocas vacacionales.

Tras una hora de caminata se llega a Caín (2h 15 minutos; altitud 505 m) pequeño pueblo que se agrupa en torno a la confluencia de los ríos Chico o Bolugar y Cares. En este punto da comienzo la que se ha dado en denominar como La Garganta Divina. De este diminuto pueblo era natural Gregorio Pérez, el Cainejo, quien el día 5 de agosto de 1904, junto con D. Pedro Pidal, coronó por primera vez el Naranjo de Bulnes o Picu Urriellu.

Tras una visita a la aldea de Caín, el camino prosigue por la margen izquierda del río Cares, y atraviesa los lugares de Las Tierras y Prao Terreros, hacia Los Pinteros, vivienda de los trabajadores del canal. Se cruza en tal lugar por el nuevo puente, pues el anterior fue destruido en la famosa riada de 1980.

Un poco más abajo se cruza el sitio de Las Lleras y el puente de la Presa, que nos sitúa en el punto de arranque del desfiladero de la Senda del Cares, para lo cual hay que atravesar los túneles excavados en la roca y que abren paso al caminante por entre el ceñido paso que deja el río.

Tras estos primeros metros en túnel, el valle se abre en la riega de Casielles, donde arranca la senda de montaña que se adentra en la Canal de Dobresengos. La ruta continúa paralela al canal que conducirá el agua desde Caín hasta la central de Poncebos, y que acompañará al caminante durante el resto del recorrido. En algunos tramos el canal se oculta en la roca, en otros aparece junto al camino, siempre acompañando del suave rumor de la correntía de aguas.

Desde hace millones de años el discurrir de las aguas del río Cares, calmas en verano e impetuosas en invierno y primavera, han excavado una profunda garganta que las acerca al mar. Buscando también, un acercamiento a los escasos pastos disponibles, los vecinos de Caín trazaron aéreos caminos por los que era aventurado arriesgarse, y en los que, en ocasiones, se perdía la vida. Muchos de éstos senderos aparecen ya documentados en el siglo XV, primero fueron usados como paso para los ganados y pastores de Valdeón y Caín de camino a los puertos de Trea, Ría, Cuesta Duja, etc. y más tarde, como vías de comunicación con el vecino concejo asturiano de Cabrales. Más adelante, entre 1916 y 1921, la Compañía Eléctrica Viesgo construyó un canal para aprovechamiento hidroeléctrico, y la senda fue abierta unos años más tarde y acondicionada en 1946.

A dos kilómetros de Caín el puente de los Rebecos permite el paso al otro lado, en la ladera del macizo central o Urrieles. Durante un tramo el camino está excavado a media caña en la roca. La proximidad de los macizos es en este punto máxima, llegando casi a tocarse. Unos metros más adelante se cruza por el puente Bolín, para volver a las soleadas laderas del macizo occidental o Cornión, al cual se puede acceder desde este punto subiendo la canal de Trea, que tras tres horas de durísimo ascenso llega hasta la Vega de Ario.

La senda continúa horizontal, acompañando al canal que toma sus aguas en la presa (zona de los túneles de Caín) y concluye en la cámara de carga de Camarmeña.

A mitad de camino de la garganta se encuentra el caserío de Culiembro (3 horas y 45 minutos; altitud 340 m) donde hay una fuente, diversos nogales y un par de cabañas.

A lo largo del recorrido se aprecian las peculiares condiciones climáticas del desfiladero, a través del cual se encajonan vientos desecantes de componente sur, que han permitido la permanencia de una vegetación mediterránea, representada por madroños, laureles y encinas, que crecen en las fisuras de las rocas formando verdaderos bonsáis.

La Viña, la canal de la Raya, la canal de Sabugo en cuya base vemos brotar con fuerza El Farfáu, (fortísimo afloramiento de agua proveniente de las laderas de Amuesa) Piedra Bellida, etc., son algunos nombres de zonas y entornos que se recorren antes de emprender la subida hacia Los Collados (5 horas; altitud 500 m). En este punto se pierde de vista el canal de agua, pues se va buscando bajo tierra los dominios y la presa de desagüe de Carmarmeña.

Ya en Los Collados, la senda desciende rápidamente por el collado Peyucu, dejando a un lado las ruinas de los barracones que en su día se utilizaron para la construcción del canal. Se pasa aquí por Silaspeñas, la Correntía de los Argaos, la majada de Rexes, entroncando en unos minutos con la caja de la carretera que viene de Puente Poncebos. En ese punto a la derecha sale el sendero PR 19 que atraviesa el puente de la Jaya, camino del pueblecito de Bulnes y de la Vega de Urriellu.

Seguimos carretera abajo hasta cruzar el túnel y las riegas de La Valuga, Bárcena y La Trapa, que dan paso a Puente Poncebos (5 horas y 30 minutos; altitud 200 m), punto final de la ruta.

Ficha Técnica:
Perfil de la ruta:

 

 

horario: 5 h y 30 m   severidad del medio natural: sin inform
desnivel de subida: 160 m.   orientación del itinerario: sin inform
desnivel de bajada: 899 m.   dificultad en el desplazamiento: sin inform
distancia horizontal: 20,72 km.   cantidad de esfuerzo necesario: sin inform
tipo de recorrido: Solo ida        

Parques Nacionales de España

Colaboran: